Localización

Municipio situado en la Vall dels Alcalans, cruzado por el río Magro por el sector más occidental del término. El territorio es de superficie irregular, sin alturas destacadas, está drenado por varios barrancos. Excepto por la parte sur lo rodean montañas de pequeña elevación. El terreno es calcáreo y con arcilla en unas cuántas zonas. La vegetación es escasa, principalmente de montaña baja y esparto. El río Magro, que cruza el término de Norte en Sur, sirve en parte de límite con Catadau. Al paraje del Helecho brota la fuente de la Mola, de aguas muy apreciadas para la curación de dolencias hepáticas y renales.

Los cultivos de secano están dedicados a algarrobos, olivos, almendros. En el regadío se cultiva mayoritariamente melocotón, caqui y naranjas. El riego se efectúa con aguas de las acequias de Alfarp, de Alèdua, de Alginet, y con aguas procedentes de pozos. La construcción del pantano de *Forata benefició mucho a los riegos. El pueblo está situado al margen derecho del río Magro, muy cerca de Llombai y Catadau, con los cuales casi forman un solo casco urbano. Cerca del río está el castillo de Aledua. Esta torre, en 1353 fue vendida por una hija de Pedro el Ceremonioso a Pere Centelles. Formó parte del marquesado de Llombai y en la expulsión de los moriscos, en 1609, quedó despoblada. En 1611 Carlos Borja lo repobló con 32 familias. En julio se celebran las fiestas a San Jaime Apòstol, patrón del pueblo, y a Santo Roc. Los habitantes recibimos el nombre de alfarbins.

es_ES
ca es_ES